Seguridad

 

De nada sirve tener un espacio espectacular si los papás no podéis estar tranquilos. Por eso, hemos cuidado cada detalle para que los niños puedan disfrutar de nuestro centro con total seguridad.

Así son nuestros monitores

Todo el personal de Lek  tiene experiencia, está cualificado y formado previamente para cuidar y atender a los pekes con total profesionalidad.

Así son nuestras instalaciones

Las unidades de juego de LEK, además de entretener a los niños de una forma sana y segura, desarrollan su intelecto imaginación y psicomotricidad cumpliendo todos los requisitos de seguridad indicados en las normas europeas. Han sido fabricadas, diseñadas e instaladas según los requisitos de seguridad exigidos en la Norma UNE-EN1176-1, UNE-EN 1177:2009 y UNE EN 14960.

Todos nuestros módulos de juego disponen de un cerramiento que impide que desde ningún punto de la unidad el niño se pueda caer y aseguramos que no se produzcan en ningún momento riesgos de atrapamientos, cortes o caídas que puedan producir daños a los niños siempre y cuando se sigan las instrucciones de uso del juego.

El acceso a la zona de juego está  permitido a pekes entre 3 y 12 años. Los menores de 3 años, podrán acceder al baby park, custodiados por al menos un adulto.

Control de acceso: en la recepción del parque, antes de acceder, cada peke será registrado en nuestro sistema de gestión y al adulto responsable se le entregará un ticket donde aparecerá el nombre del peke o pekes, la hora de acceso y el número de taquilla. El adulto responsable, si en algún momento abandona nuestras instalaciones, lo tendrá que notificar al personal de Lek,  y no podrá ausentarse hasta que el peke quede identificado con una pulsera donde pondrá el teléfono del responsable.

Salida: la recogida del peke solo podrá realizarla la persona que tenga el justificante de acceso al parque (ticket entregado al ingreso)

Y para certificar una mayor seguridad y comodidad, el parque está equipado con una fuente de agua y un baño infantil adaptado y de uso exclusivo. Garantizando las necesidades básicas sin que los pekes salgan del parque. Tu solo te tendrás que preocupar de verlo disfrutar